Las ventajas energéticas del aislamiento térmico cuando decides reformar tu hogar

Contar con un buen sistema de aislamiento térmico en el hogar proporciona muchas ventajas a nivel energético: al necesitar menos cantidad de energía para aclimatar la vivienda, las facturas de la luz y el gas natural se reducen, consiguiendo así un ahorro energético mayor.

Además de estos dos, el aislamiento térmico proporciona más beneficios para el hogar de los cuales hablaremos a lo largo de este artículo. Por ello, si estás pensando en reformar tu hogar, estate atento a lo que puedes lograr con simplemente aislarlo térmicamente.

Ahorra en tus facturas de energía

Una de las mayores ventajas que proporciona el aislamiento térmico en el hogar es la reducción de los recibos domésticos de luz y gas natural. Al minimizar las pérdidas de calor y controlar las fugas de temperatura, se consigue hacer un uso menor de los sistemas de climatización – la calefacción y el aire acondicionado.

Tanto la calefacción como el aire acondicionado aumentan las facturas de electricidad y gas natural por lo que, el simple hecho de necesitar utilizar menos ambos sistemas de climatización, harán que el importe final a pagar por ambos suministros sea menor.

Para conseguir un ahorro aún mayor en los recibos mensuales de energía, es recomendable utilizar un comparador de tarifas de gas y luz que encontrará la oferta con el precio del kWh más barato para ti. Se trata de una herramienta gratuita y accesible a cualquier usuario que te indicará la compañía de luz y gas que ofrece la tarifa más barata y adaptada a las necesidades de tu hogar. Una vez hayas encontrado la comercializadora de luz y gas más barata, solo tendrás que ponerte en contacto con ella.

Consigue el confort que necesitas en tu hogar

Los sistemas de aislamiento térmico consiguen aumentar el confort de la vivienda al mantener la temperatura dentro de ella. Gracias al aislante utilizado en los muros, paredes, suelos y tejados de la casa, la temperatura exterior no logra entrar en ella. ¡Pero eso no es todo! A continuación te enumeramos algunos beneficios más del aislamiento térmico que ayudan a mejorar el confort de tu hogar:

  • La gran mayoría de materiales aislantes utilizados para “hermetizar” viviendas, también tienen propiedades acústicas por lo que el sistema de aislamiento térmico también actuará como aislante acústico, protegiendo el hogar de los ruidos exteriores.
  • Otro punto a tener en cuenta sobre el confort del hogar son las humedades: el material aislante protege la vivienda de las humedades producidas por condensación, evitando así la aparición de moho y hongos.
  • También hay que tener en cuenta las cualidades ignífugas de los materiales utilizados en los sistemas de aislamiento térmico que protegen el hogar en caso de incendio.
  • En definitiva, el aislamiento térmico crea un hogar más saludable y seguro gracias a la mejora de la calidad del aire dentro del hogar.

Aumenta la eficiencia energética de tu hogar

Todas las ventajas anteriormente mencionadas se traducen en una mejora de la eficiencia energética del hogar, revalorando la vivienda, haciéndola más segura desde el minuto uno ya que los efectos de este sistema son inmediato y ayudando a reducir hasta un 40% las facturas del hogar como indica el artículo de El Economista.

Es importante saber que cada casa es un mundo: no todos los materiales aislantes sirven para todas las viviendas. Habrá que tener en cuenta ciertos factores como la localización o la orientación de la casa ya que, al fin y al cabo, el clima del lugar donde se encuentre la vivienda determinará el grado de aislamiento que necesita.