¿Qué ventajas ofrece el microcemento?

Ventajas del microcemento

Escrito por septiembre 1st, 2017

En muy poco tiempo, el microcemento ha pasado de ser un material completamente desconocido a ser utilizado indistintamente como uno de los revestimientos más habituales en nuestra casa y oficina. Su versatilidad le permite adaptarse a todo tipo de superficies, ya se trate de suelo, paredes o muebles por sólo nombrar algunas aplicaciones.

¿Qué posibilidades estéticas ofrece?

Lo más normal es encontrar este material con acabados lisos, aunque su composición permite crear efectos mas texturados. Además, la combinación de distintos tipos de pigmentos de color nos da la posibilidad de crear casi infinitos colores para nuestro acabado.

Su grosor es muy inferior al del cemento alisado. Mientras que el microcemento sólo se aplica en una fina capa de 2 a 3 milímetros de grosor, el cemento alisado requiere de 5 a 7 centímetros de superficie, lo que no sólo aumenta el peso estructural del material resultante, sino que reduce en gran medida las posibilidades decorativas.

¿Es el microcemento un material resistente?

Su acabado es completamente impermeable, lo que significa que también puede aplicarse sin ningún problema en zonas exteriores como patios y terrazas. Además es antideslizante, una característica propia del suelo y las paredes de muchos baños adaptados para personas mayores y minusválidos.

Su composición le ofrece una gran adherencia a casi la totalidad de las superficies, ya se trate de hormigón, cemento, plástico o madera, lo que significa que no es necesario eliminar el material anterior antes de revestir la superficie de microcemento. Puede ponerse encima la capa de microcemento sin miedo a que se despegue ni desprenda a lo largo del tiempo.

Se trata de un material también muy resistente frente a fuerza mecánica, compresión, flexión y abrasión, e incluso es estable frente a los rayos ultravioleta.

¿Qué mantenimiento requiere el microcemento?

No genera escombros, por lo que cualquier obra en la que se vaya a utilizar microcemento será rápida y limpia, y su limpieza y mantenimiento es muy fácil. Sólo se necesita agua y jabón neutro y de vez en cuando aplicar una cera autobrillo diluida en agua para mantener sus propiedades estéticas intactas año tras año.

Por último, el microcemento es una de las mejores opciones en relación calidad-precio del mercado actual, y el hecho de que sea tan limpio y no requiera eliminar el material anterior para poder aplicarse reduce en gran medida el coste de la obra.