Microcemento exclusivo por naturaleza

Escrito por enero 16th, 2017

Casa X

Sólo algo extraordinario podía ocurrir cuando dos compañías de alto nivel en diseño y arquitectura aunaban fuerzas para crear espacios y ambientes en lugares de ensueño. Eso es lo que ocurrió cuando el estudio de arquitectura Cadaval & Solà-Morales y Topcret, determinaron hacer patente su talento de forma conjunta. La construcción de dos casas unifamiliares en diferentes entornos naturales fue todo un reto que consiguieron llevar a cabo de forma extraordinaria.

Sólo algo extraordinario podía ocurrir cuando dos compañías de alto nivel en diseño y arquitectura aunaban fuerzas para crear espacios y ambientes en lugares de ensueño.

La primera de sus creaciones fue la Casa X en Cabrils, Barcelona (España). Su diseño giraba entorno a un pino de enormes dimensiones que dictaría el protagonismo del proyecto. Se añadía la premisa de que la arquitectura de la casa, debía sacar provecho al entorno natural tanto en su vertiente montañosa como con las preciosas vistas al Mediterráneo. La suma de estos requerimientos determinaron que la casa debía tener una forma en X.

House X Topcret

A través de esta forma, los habitantes de la casa podrían disfrutar tanto de las vistas al mar, como de la montaña, respetando el emplazamiento natural del árbol. En consecuencia, se crearon espacios muy abiertos y zonas de grandes dimensiones que permitían de forma natural, incorporar los alrededores al interior de la casa.

El reto para Topcret consistía en dejar que la naturaleza permaneciera latente en los suelos y paredes de sus estancias. Los materiales utilizados debían encadenar de forma armoniosa los conceptos determinados por los arquitectos. La continuidad de los suelos debía jugar con el reflejo del mar y la montaña.

La elección de Topcret para revestir las superficies con Microcemento fue todo un acierto. El material más versátil, más noble y sofisticado del mercado daba fuerza a la filosofía coral de la casa.

House X Topcret

Sin duda, la combinación perfecta entre diseño e inspiración natural, integrando el acabado rústico con un gran manto artesanal.

La elección de Topcret para revestir las superficies con Microcemento fue todo un acierto. El material más versátil, más noble y sofisticado del mercado daba fuerza a la filosofía coral de la casa.
El proyecto que tenían en mente los arquitectos era el de un hogar luminoso, abierto y que transmitiera sensación de amplitud marcando los límites con todas sus superficies. Una buena elección del color podía hacer que el proyecto cobrara aún más fuerza. En este caso, Topcret creó para el cliente un tono personalizado con un gris intermedio que mezclaba el color acero y gris topo para los suelos. Las paredes y los baños incorporarían tonos en blanco para dar más poder a la claridad natural de la casa.

La coordinación entre los equipos de trabajo era primordial. Los aspectos técnicos ofrecidos por todos los proveedores, debían estar a la altura de las excepcionales caraterísticas estéticas ofrecidas por la arquitectura de la casa y su entorno. Ingenieros, técnicos y diseñadores trabajaban mano a mano para llevar a cabo este gran proyecto en el que nada podía fallar. El motivo no era únicamente la ajustada fecha de entrega de obra, si no por las exigencias propias de trabajar de forma paralela en un proyecto de estas dimensiones.

Los técnicos de Topcret trabajaron sincronizados en todas las zonas de la casa junto al resto de colaboradores del sector. La base de mortero de anhidrita y el suelo radiante instalado previamente, no significó ninguna dificultad para comenzar a revestir los suelos. Las grandes cualidades de Microcemento jugaban a favor del resultado final: al no requerir retirar el material instalado anteriormente y gracias a la gran adherencia en cualquier superficie, el tiempo de aplicación y de liberación al tránsito sobre cada zona trabajada fue de únicamente un día.

Los trabajos en paralelo durante la aplicación de Microcemento siguieron su curso normal, por lo que el resultado final fue todo un éxito.

Las grandes cualidades de Microcemento jugaban a favor del resultado final: al no requerir retirar el material instalado anteriormente y gracias a la gran adherencia en cualquier superficie, el tiempo de aplicación y de liberación al tránsito sobre cada zona trabajada fue de únicamente un día.
Los propietarios de la Casa X no fueron los únicos que disfrutaron de los beneficios obtenidos a nivel estético y práctico del Microcemento Topcret. Los arquitectos Cadaval & Solà-Morales supieron ver ante los excelentes resultados de la Casa X su alta resistencia y calidad. Esto significó que por motu proprio decidieran aplicar el mismo material en otros proyectos de su cartera. No fue de extrañar por lo tanto, que el equipo de Topcret formara parte de su nuevo proyecto de la Casa Sunflower en Girona (España).